Home > Noticias > ¿Cuánto vive un tuit?

Las redes sociales son una herramienta indispensable actualmente para que las empresas se relacionen con sus consumidores. La gestión de la imagen de una marca tiene mucho que ver con una buena implementación de estas herramientas… aunque no basta sólo con el simple dominio técnico de éllas: hay qué conocer en qué contexto nos movemos cuando nos desenvolvemos en las redes sociales.

Vamos a profundizar un poco sobre Twitter. Sabemos que cuando lanzamos un mensaje éste tiene cierta repercusión sobre los internautas, impacto que dependerá de la propia interpretación que el receptor haga del tuit. Pero, ¿cuánto tiempo puede llegar a durar dicho efecto? ¿Cuánto vive un tuit? 

En el interesante artículo “Medición del tiempo de efectividad de los tuits. Interés y vida de la información en la era de las Redes Sociales”, Sergio Mena Muñoz intenta responder a esta pregunta, cuya respuesta puede servir a los community managers para planificar sus campañas de comunicación.

Según los datos proporcionados por el estudio, la esperanza de vida de los tuits se sitúa en los 95 minutos. Pasado este lapso temporal, difícilmente alguien clicará otra vez en uno de nuestros mensajes. Pero hay que considerar que esta medida se establece así sólo si partimos de varios supuestos de base…

En primer lugar, la medición de la vida de un tuit sólo se puede realizar a partir de los clics que recibe… aunque es muy probable que algunos internautas hayan visto el tuit minutos después de haber recibido el último clic y, por lo tanto, alargado su tiempo de vida, la única medida fiable de la que se dispone es la de los clics. Y ésta se puede conseguir siempre que el tuit incluya un enlace a una tercera web, que será la que aporte información (gracias a las herramientas medidoras de audiencias) sobre la cantidad de tuits recibidos.

Otro supuesto de partida: no hay diferencias entre el nivel de engagement que generan los tuits. Es decir, resulta obvio que la durada de un tuit depende de la capacidad de atracción del contenido del propio tuit… hay contenidos que, por las razones que sea, no despiertan interés, con lo cual su esperanza de vida será menor a la media. Sin embargo, para realizar el análisis del tiempo de vida medio de los mensajes de Twitter, hay que partir del supuesto que todos generan la misma atracción entre los internautas.

En tercer lugar, el tiempo de vida de los tuits también depende del número de personas que sigan nuestra cuenta de Twitter. Cuanto mayor sea este número, más fácil nos será difundir nuestro mensaje, con lo que el tiempo de vida será, en principio, más largo. Para realizar este análisis, Mena se fundamentó en su propia cuenta de Twitter, que cuenta con 400 seguidores.

En cuarto lugar, el nivel de difusión de los tuits depende de la hora en la que son emitidos. Hay lapsos temporales que son más adecuados para la difusión de información (se dice que sobre las 11:00… momento en que muchos trabajadores tienen el pequeño descanso para almorzar), con lo que se genera otro supuesto de partida: para medir la vida de un tuit, hay que partir de la idea que todos tienen la misma difusión sea cual sea la hora en la que se emiten. Mena realizó su análisis a partir de 500 tuits que él mismo lanzó, de lunes a viernes, entre las 10 de la mañana y las 8 de la tarde.

Partiendo de todos estos supuestos de base, Meno llegó a la cifra mágica de los 95 minutos: un tuit vive, de media, 1 hora y 35 minutos. Es interesante, de otro lado, analizar cómo se desarrolla el número de clics que reciben los tuits a lo largo del espacio temporal. Si consideramos que el tuit más clicado en un determinado intervalo temporal tiene la base 100, podremos elaborar un gráfico en el que se presente la evolución de todos los tuits de manera que se represente claramente la información que se pretende aportar. Este es el gráfico que se genera:

Evolución en el tiempo del nivel de engagement de los tuits 

Gráfico elaborado por Segio Mena Muñoz

A partir del análisis de los datos, se desprende que el nivel de engagement que generan los tuits empieza a decrecer más acentuadamente sobre todo 20 minutos después de haber emitido el mensaje. A partir de los 60 minutos, entre los tuits que aún siguen vivos, se observa otra caída en la difusión del mensaje, que a partir de este momento, se estabiliza y muestra una larga agonía hasta llegar a su muerte.

¿Qué conclusiones hay que sacar de estos datos? Si queremos que un mensaje no se pierda en el olvido, este se puede reenviar (con su debida reelaboración) cada 95 minutos… siempre y cuando su “muerte” no se haya debido a una clara falta de capacidad de atracción. Si se repiten mensajes no atrayentes, podemos caer bajo la etiqueta de spammers, adjetivo que un community manager siempre debería intentar esquivar.

La cifra de 95 minutos, sin embargo, resulta un poco arbitraria… lo recomendable es que cada cual realice el análisis de su propia cuenta, puesto que el comportamiento de los seguidores dependerá de cuál es el target al que nos orientamos y de cuántas personas se compone. Un análisis de tiempo de vida de los tuits de tu cuenta te permitirá, seguro, optimizar la gestión de tus recursos comunicativos.

Fotografía: HubSpot

1 Comment

  • Luis Mena
    on 11 octubre, 2013 Responder

    Siempre me había preguntado esto. No tenía ni idea de cuanto tiempo permanecía un tuit como visible para mis seguidores. Saludos!

Add comment

© 2014 Empirica Influentials & Research