Crisis y Consumo

9 noviembre, 2009 by in category Marcas, marcas blancas tagged as , , with 0 and 0
Home > Noticias > Crisis y Consumo

En este periodo de crisis que vivimos se han detectado diferentes cambios en el consumo, provocados por una pérdida de poder adquisitivo y una época de incertidumbre económica y laboral, que han llevado al consumidor a racionalizar la compra y a exigir a las marcas que aporten un valor diferencial que justifique su precio.

Esta situación ha provocado una serie de comportamientos de consumo que se están documentando en diferentes estudios. A continuación os comento dos de ellos realizados por las compañías expertas en estudios de mercado Synovate y Millward Brown:

Bolsas comprasSegún un estudio online de Synovate sobre una muestra de 4.800 entrevistas en España, entre los consumidores actuales, se ha detectado un incremento de personas que tienen en cuenta las promociones en el momento de hacer la compra. El estudio distingue diferentes comportamientos de consumo:

Un 65% de los encuestados realiza sus compras teniendo en cuenta las promociones, ofertas o descuentos. Dentro de estos, Synovate distingue dos segmentos, los ‘promocioneros’, que son el 32% de los encuestados, que se caracterizan por ser buscadores de ofertas y promos, comprar una o dos veces por semana, y considerar la compra un ejercicio de inteligencia. El otro 33% realiza una compra de carga, y busca una compra eficaz. Utiliza las promociones como una forma de ahorro y no suele buscar promociones que ha visto anunciadas previamente, pero busca ofertas una vez está en el punto de venta.

El otro 35% esta compuesto por dos grupos diferenciados, los ‘pasivos’, que son un 19%, que no suele buscar ofertas o descuentos, pero tiende a realizar sus compras en tiendas descuento, y los ‘indiferentes’, que son un 16% que no da importancia a las promociones.

El otro estudio relacionado con los cambios de tendencia en el consumo es ‘Brandz Top 100 Most Valuable Global Brands 2009’ de Millward Brown, en el que se evalúan las 100 marcas más valiosas del mundo.

En el informe encontramos afirmaciones interesantes como que los consumidores, al estar más preocupados por el control de sus gastos, han reducido el uso de las tarjetas de crédito y han recortado el gasto, volviéndose más exigentes. Ahora buscan una mejor relación calidad-precio, en un producto creado de forma inteligente y bien diseñado.

Además, los consumidores exigen que las marcas cumplan sus promesas como productos ya que necesitan confiar en ellas, solo de esta forma invertirán su dinero en estas.

Todo indica que se ha cambiado la forma de consumo impulsiva por otra más racional en la que se evalúa con mayor detalle el coste de los productos.

Los productos sustitutivos han cobrado valor en la economía actual. El coste de algunos productos no se justifica con un valor percibido basado en la marca y una imagen poco diferenciada, por esta razón en un entorno tan competitivo las estrategias de precios de las marcas de distribución son tan eficaces.

Este escenario plantea una oportunidad y una pregunta. La oportunidad se basa en la posibilidad de que la crisis traiga productos innovadores y de más calidad, a un cliente más intuitivo, exigente o inteligente. La pregunta, ¿Realmente nos encontramos ante un cambio definitivo de tendencia o es una situación temporal debida a la actual crisis?.

1 Comment

  • Jose Manuel Perez
    on 9 noviembre, 2009 Responder

    Yo soy de la opinión que se trata de un efecto temporal. Al disponer de menos ingresos, los clientes se miran más donde se dejan el dinero tratando de ahorrar.

    Pero no creo que se vuelvan más exigentes en cuanto a calidad. Renuncian a esta por otros productos de menos calidad, pero mucho más baratos.

    Cuando vuelva la bonanza ecónomica, nuestra cultura consumista nos hará volver a caer en los mismos vicios.

  • LUIS MIGUEL
    on 21 noviembre, 2009 Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con Jose Manuel. Se debe tener en cuenta que el consumidor, siempre y cuando disponga de poder adquisitivo, va a preferir marcas de fabricante fuertes, notorias, con imagen de marca prestigiosas y alto valor tradicional. De hecho, opino que cuando la economía se recupere de la situación actual, el consumo se va a desplazar al otro extremo más fuertemente que nunca. Productos delicatessen, gourmet y de alto valor añadido harán entonces ‘el agosto’.

  • Autor
    Xavier Moraño
    on 21 noviembre, 2009 Responder

    Muchas gracias por las intervenciones José Manuel y Luis Miguel.
    Es muy probable que tengais razón (y no sería la primera vez), el consumidor esta contenido, y ha pasado de un consumo más aspiracional que busca cubrir sus deseos, a otro basado en necesidades debido a sus limitaciones presupuestarias. Y cuando esta limitación ya no exista, buscará hacer realidad estos deseos actualmente aletargados.
    Aun así, pienso que esta experiencia se recordará durante un tiempo indeterminado y esto puede provocar algunos ligeros cambios en el comportamiento de consumo.

  • Metacom
    on 23 marzo, 2016 Responder

    Nosotros pensamos que estos datos van cambiando a lo largo del tiempo. Todos los tipos de clientes, ya sean de poder adquisitivo alto o bajo, siempre serán susceptibles a descuentos.

    Saludos y buen artículo.

Add comment

© 2014 Empirica Influentials & Research