Obtener un préstamo, uno de los principales ‘drivers’ de cambio de banco

14 mayo, 2015 by in category Estudios tagged as , with 0 and 0
Home > Noticias > Obtener un préstamo, uno de los principales ‘drivers’ de cambio de banco

La crisis del sector bancario español, cuyos inicios se sitúan en el 2008, tuvo, como una de sus consecuencias, la restricción del crédito a los consumidores. Los bancos, debido a sus necesidades de financiación (pues las pérdidas en el sector inmobiliario, clave en el sistema financiero español, fueron muy considerables), la alta tasa de morosidad y a la obligación de incrementar las provisiones, se mostraron muy reacios a abrir el grifo del crédito. Y esto, pese a la ayuda económica que recibieron en forma de fondos públicos.

Pero la demanda de crédito no disminuyó. Los clientes no dejaban de pedir préstamos, incluidas las empresas. Muchas de ellas, de reducido tamaño, se vieron especialmente perjudicadas al impedírseles desplegar todo su potencial de crecimiento. La necesidad de crédito, 7 años después de que estallara la crisis, sigue estando de actualidad.

Según un estudio publicado por el comparador financiero Bankimia, en colaboración con Empirica, el 25% de los usuarios de Bankimia manifiesta que es bastante o muy probable que cambie de banco en 2015. De este 25%, el 46% dice que uno de los principales motivos para cambiar de banco es la obtención de un préstamo. Y otro 44% dice que busca pagar un menor tipo de interés en los productos de financiación. Lo relacionado con el crédito es, después del cobro de comisiones, aquello que más valora el cliente cuando se enfrenta a la decisión de cambiar de banco.

No disponemos de datos históricos que nos permitan analizar la evolución de estos indicadores desde 2008. Pero sí tenemos los datos de los dos últimos años, 2013 y 2014. Y el crecimiento de la importancia que los clientes dan a obtener crédito y a pagar un menor tipo de interés resulta obvio: la diferencia es de 9 puntos porcentuales, en el primer caso, y de 7 puntos, en el segundo. El cliente cada vez da más importancia a los productos vinculados con la financiación. Ahora mismo, pues, activar una estrategia de captación de nuevos clientes fundamentada en el ofrecimiento de crédito puede ser muy beneficiosa para la entidad que desee incrementar su cartera de clientes.

Y, de hecho, en los últimos meses hemos sido testigos de nuevas campañas de publicidad que, empujadas por distintas entidades bancarias, ponen de relevancia este tipo de productos. Y los datos muestran, además, que ante el aumento de solicitantes de financiación (en 2014 el 52% de los encuestados solicitó financiación, por sólo un 49% en 2013), la publicidad ha venido acompañada de una apertura real del grifo del crédito: mientras en 2013 sólo el 51% de las personas que solicitaron un crédito lo consiguieron, en 2014 este porcentaje fue del 59%.

Si desgranamos este dato según el tipo de producto contratado, sin embargo, se observa que este incremento en la concesión de crédito se fundamenta, sobre todo, en un aumento de los préstamos personales, cuya tasa de concesión aumentó en 5 puntos porcentuales en relación con 2013. Aunque tampoco es nada desdeñable el crecimiento de la concesión de créditos (+2 puntos porcentuales respecto a 2013) y de los préstamos ICO, tan necesarios para el desarrollo de las PYMEs (prácticamente se dobló el porcentaje de encuestados que accedieron a este producto). Asimismo, no se han observado diferencias significativas en relación con el porcentaje de hipotecas a las que pudieron acceder los consumidores.

Según comenta el mismo informe,  el 21% de los clientes a los que se denegó el producto de financiación solicitado no recibió ningún argumento, por parte de la entidad financiera, que lo justificara. El motivo más empleado por los bancos (en un 19% de los casos) es la inclusión del cliente en una lista morosos (ASNEF, RAI…). El hecho de no tener ingresos suficientes es el segundo motivo de denegación más importante: el 17% de las no aceptaciones fueron justificadas en base a este argumento.

Finalmente, hay que destacar que ING Direct (7,1 puntos de media sobre una escala de 10) y Bankinter (6,8) son los bancos mejor valorados por sus respectivos clientes en lo que refiere al tipo de interés cobrado por las hipotecas. Y, en el caso de la valoración de los productos de financiación al consumo, otra vez ING, con 7,5 puntos, y EVO Banco, con 6,8, lideran el ranking.

Add comment

© 2014 Empirica Influentials & Research