Los usuarios quieren conectar con las marcas, no que les intenten vender

5 enero, 2012 by in category General tagged as , with 0 and 0
Home > Noticias > Los usuarios quieren conectar con las marcas, no que les intenten vender

La utilización de los medios de comunicación social como parte de una estrategia de marketing integrado, es algo muy tentador. Sin embargo, la eficacia y la implementación exitosa de esta estrategia requieren mucho más que la construcción de una página de fans en Facebook o que abrir una cuenta en Twitter.

Muchas empresas no entienden o no están preparadas para el hecho de que la implementación de una verdadera estrategia de medios sociales requiere recursos, tiempo y esfuerzo, más allá de la simple conexión de nuestro Feed del blog a la cuenta de Twitter.

Los usuarios de redes sociales no quieren que les hagan ventas directas

El Social Media Marketing ha llevado a una evolución de la publicidad que muchos ejecutivos de publicidad y agencias no estaban preparados. En el viejo mundo de la publicidad, la idea es empujar el mensaje a las masas para que éstas compren. Nunca hubo un segundo pensamiento en este tipo de ambiente.

Ahora, el mundo de la publicidad ha dado un vuelco debido a las oportunidades de compromiso que las redes sociales ofrecen a los miembros, por lo que quieren ser escuchados.

El error que cometen los publicistas y la explicación al por qué no entienden los medios de comunicación social, es por pensar que son sólo otro canal a través del que empujar el mensaje.

Cuando el mensaje de marketing es lanzado, lo más probable es que sea ignorado. Las personas de los medios de comunicación social ya se han acostumbrado a asociarse con otros con ideas afines, haciendo conexiones reales y compartiendo sus experiencias, por lo que tienden a ignorar y rechazar a las personas que les llenan con mensajes de marketing.

¿Qué pasos podemos dar para enviar mensajes y empujarlos allí? A continuación os dejo algunos secretos:

Investigar las conversaciones. Antes de lanzar un mensaje debemos asegurarnos que entendemos lo que dice la comunidad acerca de una conversación particular. En silencio, observemos detenidamente qué es lo que están haciendo los demás. Además podemos ayudarnos con herramientas de monitoreo para que nos señalen la dirección correcta, pero ante todo, debemos estudiar qué es lo que impulsa la conversación.

Escuchar realmente. “Escuchar” no es sólo buscar las menciones, las palabras claves, o qué es lo que dicen de nosotros. Debemos cavar más profundo y entender qué es lo que desencadena las pasiones de una comunidad: el amor o el odio. No siempre podremos asumir que tenemos todas las respuestas, por lo que debemos ser lo suficientemente humildes para escuchar recomendaciones e incluso solicitarlas, además de poder comentar otros aspectos que conozcamos, cuando alguien tiene una duda, con el fin de beneficiarnos a nosotros y a toda la comunidad. Al demostrar que no estamos allí sólo para escuchar lo que dicen de nosotros, ganaremos mucho más respeto de las personas influyentes y los miembros.

Ser reales y transparentes. Desde el momento en que hacemos nuestro primer tweet y hasta el último, o hacemos un comentario en Facebook o comunidad, en un blog, o respondemos alguna pregunta, debemos ser totalmente transparentes sobre quiénes somos y cuáles son nuestras intenciones. Debemos completar nuestro perfil y contar quiénes somos, en qué trabajamos y cómo alguien puede ponerse en contacto con nosotros. Lo peor que podemos hacer es construir un perfil falso y tener relaciones con la única intención de impulsar un mensaje. Cuando la comunidad se da cuenta de ese juego, toda la confianza se destruye y nuestros esfuerzos serán inútiles.

Dar lo que quieren y necesitan. De la participación en una comunidad podemos obtener gran conocimiento. Si escuchamos atentamente, podremos averiguar qué es lo que nuestra comunidad quiere y necesita. Es probable que quieran un aparato especial, una herramienta o incluso contenido diario. Si está en nuestras manos, debemos ofrecérselos y allí veremos cómo construimos una base sólida para las grandes relaciones.

No nos centremos en contar seguidores. No es el punto pues al hacerlo, como si nos basamos sólo en cantidad de visitas a un sitio web, podemos estar engañándonos. En su lugar debemos centrarnos en el compromiso con la base establecida. ¿Cuántas veces se involucraron los fans esta semana? ¿Compartieron nuestro contenido? Estas acciones (y muchas otras) son mucho más valiosas que los esfuerzos por contar el número de seguidores que hemos adquirido en un determinado período de tiempo.

Reconocimiento. Muchas personas no tienen cómo compartir sus experiencias, pero sin embargo intentan compartirla. Por ese motivo, si alguien comparte algo, demos crédito, al igual que si nos lo dan, agradezcamos. Es educación básica, de la vida real, y al demostrarlo en el mundo virtual estaremos dejando bien claro que realmente les estamos escuchando y, lo más importante, que les estamos escuchando.

Imagen: mediaspin

1 Comment

Add comment

© 2014 Empirica Influentials & Research