El Misterioso Código QR

6 octubre, 2010 by in category General tagged as with 0 and 0
Home > Noticias > El Misterioso Código QR

Por mucho que uno se esfuerce en hacer predicciones sobre el futuro del consumo y de las nuevas tecnologías que supondrán los cambios importantes de la decada, siempre acaba vaticinando la llegada rompedora de algo que tarda en materializarse.

Quizás los códigos QR (Quick Response Barcode) sean un buen ejemplo de lo que vamos diciendo.

Inventados en 1994 por Toyota, los códigos QR se usaron inicialmente para identificar las piezas de los coches en fase de producción. En 1999 Denso Wave, la empresa que los había patentado, permitió que se pudieran utilizar libremente.

A partir del 2003,  en Japón comenzaron a emplearse como etiquetas en las que la gente podía leer con sus dispositivos móviles información relacionada con productos, servicios y eventos. Actualmente el crecimiento se ha quedado algo estancado, sobre todo en Europa, pero en 2010 se han notado algunos tímidos repuntes.

El incremento del número de móviles de tipo smartphone en circulación nos hace pensar que el uso de estos códigos seguirá en aumento. De hecho, ya hace tiempo que existen aplicaciones para Android y iPhone que permiten leer los códigos QR a través de las cámaras  integradas en los teléfonos.

Aunque el gap entre Asia (principalmente Taiwan, Korea y Japón) y Europa tarda en reducirse, ya han llegado unas cuantas campañas y acciones publicitarias de grandes marcas que han usado códigos QR de forma bastante creativa. Algunos ejemplos: Adidas (Junio 2008);  Pepsi Max (Noviembre 2008); Coca-Cola Japan QR Code (Mayo 2009); Calvin Klein Jeans (Julio 2010).

Por otro lado, si estáis pensando en generar vuestros propios códigos QR, aquí va una breve lista de servicios gratuitos que os ayudarán.

  1. Kaywa (permite la generación de QR codes también de tipo Micro)
  2. Qrstuff (pensado para personalizar los códigos QR e imprimirlos en soportes físicos: tazas, bolsas, camisetas, etc.)
  3. Zxing (proyecto pionero de código abierto)

Los códigos QR ofrecen un sinfín de oportunidades de comercialización. Con los casi 3 Kilobytes de información que pueden almacenar, algún día acabarán reemplazando por completo los más tradicionales códigos de barras y triunfarán en todas aquellas situaciones en que hay que concentrar mucha información en un espacio reducido (etiquetas, envases, etc.).

De momento el gran día todavía no ha llegado. Mantengámonos a la espera.

1 Comment

  • Carmen
    on 7 diciembre, 2011 Responder

    últimamente he oído hablar con cierta frecuencia de los códigos qr si entender muy bien su significado. Gracias a este post lo he entendido perfectamente.

    Un saludo

Add comment

© 2014 Empirica Influentials & Research